Blogia
SÓLO CIENCIA

Siempre seréis los primeros

Siempre seréis los primeros

El curso toca a su fin. Ya sabemos qué es "ESO" del Bachillerato de Investigación, esa "moto" que alguien (de cuyo nombre seguro no queréis acordaros) os vendió el año pasado por estas mismas fechas. Cada uno de vosotros puede hacer su análisis personal. Este es el mío, no como coordinador, sino como profesor de la materia de Ciencias para el mundo contemporáneo ...

En el grupo siempre se ha observado una buena predisposición hacia la materia en sí y el trabajo en general. Después de diez meses se podría matizar algo aquella primera impresión aunque, en líneas generales, el progreso del grupo en su conjunto ha respondido a las expectativas planteadas.

Para no faltar a la verdad, el hecho de contar con dos periodos lectivos a la semana no me agobiaba tras la experiencia vivida hace un par de años. La utilización del cañón de proyección en clase evita pérdidas de tiempo innecesarias que han hecho posible cumplir con lo programado inicialmente, además de ayudar a centrar las ideas principales y permitir la realización de cinco debates muy interesantes. Se corre el riesgo de que algún alumno encuentre una buena excusa para “pensar en sus cosas” (no creo que estén repasando la lista de la compra) y admito que alguna vez me ha parecido escuchar algún tímido ronquido al final del aula (esto es broma, aunque la tenue luz es más que una tentación). Eso sí, el bullicio, en ocasiones, ha sido casi insoportable...

Sé, aunque los alumnos piensan que pensamos que somos los únicos que les damos clase, que tienen un montón de materias más. Pero creo que el ritmo de trabajo en clase ha sido muy llevadero y que han sido pocas las ocasiones en las que les he mandado de un jueves para un lunes algo así como quince actividades del libro de texto. No creo que ninguno pensara que iba a conseguir cuatro puntos por cuatro preguntitas de nada. Hay que asumir que en una enseñanza postobligatoria se les supone una madurez y una capacidad para planificar su trabajo que, por cierto, han demostrado en muchas ocasiones.

En la primera clase me esforcé por dejarles claro a los alumnos que CMC no era una materia optativa (aunque parece que ninguno dio por hecho que no íbamos ni a hacer exámenes, cuatro trabajitos bajados de internet y ya está), más bien al contrario, que se trataba de una materia común. El próximo jueves observaré las caras de mis compañeros en la sesión de evaluación del grupo. Además de conseguir que aprueben todos los alumnos, más de uno pensará que se me ha ido la mano poniendo dieces, nueves, ochos, etc. Y no ha sido así. Se lo han tenido que currar. Me queda el mal sabor de boca de aquellos alumnos que, por un cúmulo de circunstancias, no han obtenido una mejor calificación cuando están más que preparados para ello.

Felicito a los que se han ganado una más que meritoria calificación con su trabajo y les animo a continuar así, al igual que a aquellos que se han conformado con algo menos de lo que son capaces de desarrollar.

Lamento que algunos alumnos hayan decidido abandonar este programa. En todo caso, espero que no tengan que arrepentirse en un futuro no muy lejano.

Y, en todo caso, os deseo la mayor de las suertes el próximo curso. Unos me veréis cinco horas a la semana en el aula, otros diez ... a otros me tendré que conformar con saludaros por los pasillos del centro.

Si no pasa nada raro, seguiré coordinando el Bachillerato de Investigación y tendré la suerte de asistir a la exposición de vuestros trabajos, de acompañaros a algún que otro Congreso de Investigadores, de acompañaros en alguna que otra actividad extraescolar (esa ruta científica, ese viaje de estudios).

La experiencia de este año ha sido irrepetible, y no la cambio por nada del mundo. Ha sido todo un lujo ser vuestro profesor.

Siempre seréis los primeros, no lo olvidéis.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Jose -

Gracias por tus palabras, María.
Aunque lo tenga que repetir muchas veces, el placer ha sido para mí haberos dado clase.
Estoy convencido de que la decisión que has tomado está bien fundamentada, pero lamento mucho que abandones el programa. En todo caso, te deseo la mayor de las suertes para el próximo curso. Sigue trabajando como lo has hecho este año y el éxito lo tienes garantizado.
Nos vemos.

María Crespo -

Yo también tengo que añadir que ha sido un verdadero placer asistir a tus clases. Me ha gustado mucho cómo has impartido tus clases.Es una verdadera pena no seguir contigo el año que viene, y eso no me hace ninguna gracia. También quiero agradecerte los ánimos que me has dado, pues me han servido de mucho. Te deseo mucha suerte en todos los aspectos.Muchas gracias por todo,José María. Nos veremos por los pasillos.

Jose -

Muchas gracias por tus palabras, Nacho.
Realmente es una pena que no hayas obtenido una mayor calificación en la materia, porque capacidad tienes para ello. Pero me quedo con lo positivo de tu reconocimiento.
En mi opinión das perfectamente el perfil de lo que se espera de un alumno de investigación.
Espero que en segundo pongas los cinco sentidos para desarrollar al máximo todo lo que puedes dar y que tus calificaciones mejoren en general.
También estoy convencido de que afrontarás con éxito tu trabajo.
También para mí ha sido un placer dar clase contigo.
Mucha suerte.
Mucha suerte.

Nacho -

No, si al final voy a tener que pegar todo el discurso de fin de curso...

Qué demonios, siempre se improvisa uno tras un buen desayuno.

Me siento identificado con los que podrían haberse esforzado más, y es algo que me deprime ahora mismo, pues reconozco que no he sido muy trabajador. En el fondo me siento mal por no haberme explotado lo suficiente; es algo contra lo que tengo que seguir luchando, pues la pereza es mi peor vicio.

A pesar de no haber tenido 6 horas a la semana con Jose María, como los de la rama de ciencias, podría decir yo también que he tenido ese sentimiento de camaradería del que varias personas presumen, por muy poco ha sido el tiempo que hemos pasado los de Humanidades junto a él en comparación con el resto.

Sé que por este mismo motivo muchos escribirán más párrafos que yo, y pensarán que me quedo corto con este momento de inspiración, pero usted ha sido uno de los profesores que más confianza me ha dado, porque además de tener sentido del humor, sabe cuándo ponerlo en práctica y cuándo ser lo suficientemente severo para que la gente lo escuche, por no hablar de que siempre ha estado presente cuando necesitaba su ayuda -como cuando me hice el esguince-.

Ha sido un verdadero placer dar clase con usted. Por motivos como este, a veces echo de menos Ciencias.

Josete -

esta muy bien. lo dicho aquí es verdad y seguro que todos nos lo hemos pasado muy bien en este curso aunque con algunos problemas y agobios
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres