Blogia
SÓLO CIENCIA

Intentando salvar el Danubio a la desesperada

Intentando salvar el Danubio a la desesperada

Seiscientos mil metros cúbicos de lodo tóxico procedentes de las reservas de una fábrica de alúmina, un derivado del aluminio, se derramaron el lunes en Hungría. Todavía se desconocen las causas de la rotura de la presa, pero se apunta a un error humano. Ya se habla de desastre medioambiental.

Los desechos -de un color rojizo debido a la presencia de dióxido de hierro- contienen una mezcla de metales pesados y grandes cantidades de sosa cáustica, que hacen que el lodo sea altamente alcalino.  Así, estamos hablando de un cóctel tóxico 100 veces más corrosivo que la lejía y que causa quemaduras al contacto con la piel y puede provocar la muerte si es ingerido.

Se está trabajando a contrareloj para aminorar el impacto, vertiendo yeso en un afluente del Danubio -el río Marcal- donde han muerto todos los peces por la contaminación. El yeso disminuye la alcalinidad de la sosa cáustica.

A pesar de todo, el desastre va a ser inminente. "El impacto ecológico puede ser muy amplio y tardar mucho tiempo en neutralizarse, porque los metales pesados y la soda cáustica forman un mezcla tóxica muy peligrosa", dijo Reuters Katerina Ventusova, de Greenpeace.

El número de muertos por el accidente asciende a siete y se han ingresado centenares de heridos. Además, el primer ministro húngaro ha dicho que no se podrá volver a vivir en la zona más afectada.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres