Blogia
SÓLO CIENCIA

Un enjambre cósmico de 10 millones de estrellas

Dos astrónomos del Instituto del Telescopio Espacial (Baltimore, EEUU) han medido el movimiento propio de unas 100.000 estrellas de los 10 millones que componen el cúmulo globular Omega Centauri, con la ayuda de unas fotografías captadas por el telescopio espacial Hubble entre 2002 y 2006. Con estos datos se puede extrapolar las trayectorias estelares, estudiar así la evolución del cúmulo para los próximos 10.000 años y realizar un test sobre la posible existencia de un agujero negro en el interior del cúmulo.

Una mini-galaxia engullida por la Vía Láctea

Situado a unos 15.000 años-luz de distancia, Omega Centauri es el mayor y más brillante de los dos centenares de cúmulos globulares conocidos en la Vía Láctea. Se puede ver a simple vista en la constelación austral del Centauro y se dice que este cumulo tiene unos 10 millones de estrellas distribuidas en un esferoide.

Este tipo de cúmulos globulares puebla el halo de nuestra Galaxia, indicando que se formaron antes que los brazos espirales. La edad aproximada de Omega Centauri es de 12 mil millones de años, lo que hace que sea uno de los objetos más viejos de la Vía Láctea. Su enorme masa, su movimiento, su composición química, y sus diferentes poblaciones estelares, todo ello parece indicar que, en el pasado, el cúmulo pudo haber sido una entidad individual diferente de nuestra Galaxia, una especie de mini-galaxia que pudo haber sido engullida por la Vía Láctea.

Movimientos estelares

Las estrellas en la región central de Omega Centauri están tan próximas unas de otras que, con telescopios en tierra, resulta extremadamente difícil distinguir y separar las estrellas individuales.

Las estrella están en movimiento por los efectos gravitatorios y se trata entonces de un auténtico enjambre de estrellas en el que cada una de ellas se mueve rápidamente.

Jay Anderson y Roland van der Marel, dos astrónomos del Instituto del Telescopio Espacial (STSci) en Baltimore, han completado recientemente un exhaustivo examen de numerosas imágenes del cúmulo tomadas entre 2002 y 2006. Las imágenes fueron utilizadas para medir los desplazamientos debidos a los movimientos propios de las estrellas durante este periodo de cuatro años.

Tales desplazamientos son medibles por el telescopio Hubble desde el espacio, pero realizar un trabajo comparable al de Anderson y van der Marel con un telescopio terrestre necesitaría de unos cincuenta años (para que los desplazamientos estelares sean bien detectables).

¿Agujero negro central?

La presencia de un agujero negro en el centro de Omega Centauri había sido sugerida desde hace varios años. Con una masa comprendida entre diez mil y cien mil masas solares, tal agujero negro sería de los denominados ’de masa intermedia’.

Midiendo la dispersión de los movimientos propios y su aumento hacia la región central del cúmulo, en este nuevo trabajo no se encuentran pruebas de la existencia de tal agujero negro.

 

Fuente: Articulo de Rafael Bachiller que es director del Observatorio Astronómico Nacional ( Instituto Geográfico Nacional). "Diario El Mundo".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres