Blogia
SÓLO CIENCIA

La navaja de Ockham

La navaja de Ockham

Lo que se conoce como la navaja de Occam era un principio muy común en la filosofía medieval y no tuvo su origen con William, fraile franciscano y filósofo oriundo de Ockham, pero debido al uso frecuente que éste le daba a dicho principio su nombre acabó inseparablemente ligado a él.

Este principio dice que la explicación más simple es preferible sobre aquella que es más complicada y que esa explicación debe ser primeramente propuesta con relación a conceptos ya conocidos. Otra forma de verlo es decir que las pocas suposiciones que se necesitan para apoyar una explicación de algo, es lo mejor.

Este principio es usado por los ateos para rechazar la hipótesis del Dios Creador en favor de la evolución natural: si un Dios perfecto hubiese creado el Universo entonces tanto el Universo como sus componentes serían mucho más simples. William sostuvo que la teología natural es imposible. La teología natural utiliza solamente la razón para entender a Dios, mientras que la teología revelada se basa en las revelaciones de las Escrituras.

La navaja de Ockham se aplica a casos prácticos y específicos, englobándose dentro de los principios fundamentales de la filosofía de la escuela nominalista que opera sobre conceptos individualizados y casos empíricos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres